relojes suizos Zenith

El Primero

El Primero Historique, 1969

En 1962 se sientan las bases del movimiento El Primero sobre una tabla de dibujo. La idea es simple: desarrollar un reloj emblemático que verá la luz en 1965 para celebrar el centenario de la Manufactura. La idea es simple, pero no lo son tanto las especificaciones. Éste va a ser el primer cronógrafo de cuerda automática de la historia. Mejor aún, el calibre se integrará y concebirá como un todo. En lugar de contar con un módulo adicional, se construirá alrededor de una rueda de pilares y de un rotor central con rodamientos de bolas. Asimismo, su frecuencia tendrá que ser muy alta, para poder convertirse en el cronógrafo más preciso del mundo. Para complicar las cosas todavía más, el movimiento se miniaturizará y se equipará con una función de calendario. La ecuación resultante tardará siete años en resolverse, cuatro años más que la fecha prevista.

9 meses de trabajo
Más de 2.500 operaciones
300 manos expertas
18 metales

Bautizado con el nombre El Primero (del esperanto), el cronógrafo que iba a marcar de manera indeleble la relojería moderna se presenta el 10 de enero de 1969. Sus excepcionales prestaciones permiten diseñar y lanzar dos calibres denominados "3019 PHC", para el cronógrafo con fecha, y "3019 PHF", para el cronógrafo con triple calendario y fase lunar. La innovación no termina en una mecánica fuera de lo común, ya que El Primero fija unos nuevos códigos estéticos.

El Primero Striking 10th Calibre 4052

El Primero Striking 10th, Calibre 4052

El Primero Striking 10th

El Primero Striking 10th

Calibre El Primero 3019 PHC 1969

Calibre El Primero 3019 PHC, 1969

Cuando la moda es llevar esferas oscuras y tono sobre tono, los modelos adoptan una gama de colores inaudita, jugando con los contrastes para potenciar la legibilidad de los contadores: el tono más claro para los segundos, el más oscuro para las horas, y el intermedio para los minutos. Concretamente, los colores serán gris claro, antracita y azul. Una combinación que pronto será emblemática. Más de cuarenta años después, El Primero sigue siendo el cronógrafo de serie más preciso del mundo, y el único capaz de medir fracciones de una décima de segundo. Asimismo, es uno de los más laureados, ya que es merecedor de innumerables premios. Las versiones ulteriores de este legendario calibre contarán, a partir de entonces, con un lugar en el seno de una colección completa que lleva su nombre. Se necesitan, de media, nueve meses para realizar un solo reloj de la colección El Primero. Se llevan a cabo más de 2.500 operaciones a cargo de unas 300 manos expertas, durante las cuales se utilizan 18 metales diferentes.


Proezas técnicas de un calibre de leyenda


Complementado con una "pequeña" complicación, como la repetición de minutos o un mecanismo tan complejo como el módulo giroscópico "Gravity Control", el calibre El Primero se define a partir de la espectacular cadencia de 36.000 alternancias por hora, una construcción integrada en el movimiento y una reserva de marcha excepcional para una frecuencia tan elevada. Al realizar 10 saltos por segundo, las agujas de los segundos y del cronógrafo marcan las décimas de segundo. Una precisión fuera de lo común, mientras que la regularidad del reloj aumenta de igual manera. Porque cuanto mayor es el número de oscilaciones, más se reducen los efectos de los elementos externos, como la gravedad o los impactos, en la marcha del reloj.

El Primero sigue siendo
el cronógrafo de serie
más preciso del mundo

Si bien el calibre integrado El Primero goza de un cronógrafo ejecutado con la máxima nobleza y una rueda de pilares para coordinar sus funciones en lugar de una leva, una de las hazañas más impresionantes de los diseñadores radica en haber sabido conjugar la alta frecuencia con una reserva de marcha de más de 50 horas. Duplicar una frecuencia manteniendo la misma inercia del balancín implica, efectivamente, multiplicar por 8 el consumo de energía. El calibre El Primero no ha dejado de evolucionar con los años, de enriquecerse con nuevas complicaciones, mecanismos inauditos, nuevos materiales, y en la actualidad existen ya 23 versiones. Gracias a su audacia creativa y a la reunión de todos los oficios relacionados con la relojería dentro de su Manufactura, Zenith seguirá escribiendo muchas más páginas de la epopeya relojera.

  • Felix Baumgartner

    Felix Baumgartner

    ROMPER LA BARRERA DEL SONIDO

    Fijado a la muñeca de Felix Baumgartner, el cronógrafo El Primero Stratos Flyback Striking 10th rompe la barrera del sonido a las puertas del espacio.

    MÁS INFORMACIÓN
  • Movimientos relojes

    MOVIMIENTOS

    MÁS DE 600 VARIACIONES

    La marca dispone de un formidable patrimonio formado por más de 600 variaciones de movimientos, concebidas y realizadas en su totalidad en el seno de su Manufactura.

    MÁS INFORMACIÓN
  • CENTROS
    DE REPARACIÓN

    Dispondrá de una amplia red
    de reparación por todo
    el mundo y se beneficiará de la experiencia
    de relojeros formados en la más pura
    tradición relojera para llevar a cabo el mantenimiento,
    la reparación y la restauración
    piezas antiguas.

    BUSCAR UN CENTRO DE REPARACIÓN

go up