relojes suizos Zenith

‹ Volver a la lista

Perfiles El Primero (El Primero Original 1969, El Primero Striking 10th, El Primero Chronomaster Grande Date)

Perfiles El Primero (El Primero Original 1969, El Primero Striking 10th, El Primero Chronomaster Grande Date)

En 1969, el hombre pone el pie en la luna; se pone en marcha el proyecto Arpanet, precursor de Internet; el Concorde despega por primera vez rompiendo la barrera del sonido; y miles de personas se reúnen en los escenarios del festival de Woodstock.


El año 1969 también presenció otra revolución, relojera en este caso: el nacimiento del calibre El Primero, primer cronógrafo automático de la historia. Mejor aún, el calibre se integrará y concebirá como un todo. En lugar de contar con un módulo adicional, se construirá alrededor de una rueda de pilares y de un rotor central con rodamientos de bolas.

El Primero, primer
cronógrafo automático de
la historia

Otra primicia de importancia: el movimiento supera la frecuencia de 36.000 alternancias por hora, lo cual lo convierte en el cronógrafo más preciso del mundo.


Algo inaudito, sobre todo con una reserva de marcha de más de 50 horas: una autonomía excepcional para una frecuencia tan alta.
Para complicar las cosas todavía más, el calibre está equipado con un calendario y está miniaturizado, consiguiendo un grosor de tan sólo 6,5 mm y 29,33 mm de diámetro.

El Primero Chronomaster 1969

El Primero Chronomaster 1969


En 1970, un modelo El Primero cruza el Atlántico fijado en el tren de aterrizaje de un Boeing 707 durante el vuelo AF015 de París a Nueva York.

En 1970, un modelo El Primero cruza el Atlántico fijado en el tren de aterrizaje de un Boeing 707 durante el vuelo AF015 de París a Nueva York.


 El Primero Striking 10th, Calibre 4052

El Primero Striking 10th, Calibre 4052


Cada criterio es, por sí solo, revolucionario para la época, pero su combinación hace del conjunto una verdadera hazaña. Efectivamente, las especificaciones son tan complejas que hacen falta siete años para desarrollarlo.


La leyenda pervive desde entonces, ya que El Primero sigue siendo el calibre de serie más preciso del mundo, y el único capaz de medir fracciones de una décima de segundo.

El Primero sigue escribiendo su leyenda. Para un calibre excepcional, una prueba excepcional. En 1970, El Primero realiza el vuelo AF015 de Air France entre París y Nueva York. Sin embargo, no va cómodamente instalado en la muñeca de un pasajero. No. El Primero cruza el Atlántico atado al tren de aterrizaje del Boeing 707.
A pie de pista en París, la temperatura es de 4°. Veinte minutos más tarde, a más de 10.000 metros de altitud, el termómetro cae hasta ‑62°, y la presión atmosférica se divide por cuatro.
Las sacudidas son terribles al aterrizar en Nueva York. A pesar de todo, el reloj sigue funcionando con una precisión de menos de un segundo, descontando la diferencia horaria. El Primero mantuvo su ritmo de 36.000 alternancias y no hizo falta realizar ningún ajuste.

El calibre El Primero
conserva su trono
en el panteón de la precisión

A pesar de esta apabullante demostración de fiabilidad, El Primero se verá eclipsado durante mucho tiempo por los calibres de cuarzo, hasta el punto de detenerse la producción durante nueve años. En 1984, hace su reaparición en el mercado y la relojería mecánica renace. Marcas de prestigio acuden a Zenith y a su legendario movimiento para equipar con él sus propios relojes.


Más de cuarenta años más tarde, el calibre El Primero conserva su trono en el panteón de la precisión y aún se encuentra actualmente en los relojes Zenith. A lo largo del tiempo, no ha cesado de evolucionar para enriquecerse con nuevas complicaciones y mecanismos vanguardistas, laureados con innumerables premios. Sus variaciones, que significan también numerosos avances en la historia de la medición del tiempo, cuentan con un lugar en el seno de una colección completa que lleva su nombre. Año tras año, El Primero sigue escribiendo su leyenda para seguir siendo siempre El Primero.

  • Charles Vermot

    Charles Vermot

    UN HÉROE COTIDIANO

    La gesta de Charles Vermot al esconder las herramientas necesarias para la producción de El Primero permitió a Zenith retomar la producción de su legendario cronógrafo en 1984.

    MÁS INFORMACIÓN
  • Academy Christophe Colomb

    Academy Christophe Colomb

    EL MÓDULO DE GRAVITY CONTROL

    Fruto de cinco años de intenso desarrollo, esta complicación constituye uno de los mayores avances del siglo XXI en materia de relojería.

    MÁS INFORMACIÓN
  • CENTROS
    DE REPARACIÓN

    Dispondrá de una amplia red
    de reparación por todo
    el mundo y se beneficiará de la experiencia
    de relojeros formados en la más pura
    tradición relojera para llevar a cabo el mantenimiento,
    la reparación y la restauración
    piezas antiguas.

    BUSCAR UN CENTRO DE REPARACIÓN

go up