relojes suizos Zenith

manufactura relojes

Fachada histórica de la Manufactura Zenith, con una inscripción donde figuran las iniciales de su fundador, Georges Favre-Jacot

En el siglo XIX, en la región de Le Locle, cuna de la relojería suiza, muchos relojeros trabajaban en pequeños talleres dispersos o en su domicilio, sin relación entre sí. En 1865, partiendo del principio de que todos los elementos de un reloj son interdependientes, el fundador de Zenith Georges Favre-Jacot decidió reunir todos los oficios relojeros bajo un mismo techo. De este modo nace la primera manufactura de la historia. Actualmente sigue habiendo muy pocas casas relojeras que puedan presumir de llamarse Manufacturas, ya que ello implica realizar internamente todas las etapas de diseño y fabricación de los movimientos y los relojes.

Georges Favre-Jacot
decidió reunir
todos los oficios relojeros bajo un mismo techo en 1865.

El agrupamiento de todo el saber hacer en una misma ubicación permitió un avance considerable en las técnicas de producción, Además, Georges Favre-Jacot no dejó de desarrollar nuevas máquinas y procesos de producción para mejorar constantemente la fiabilidad y la precisión de sus relojes. Para preservar el cuidado artesanal aplicado al diseño y acabado de cada componente, el relojero demostró de nuevo su formidable espíritu emprendedor al elaborar conceptos de intercambiabilidad de los componentes y de automatización de la producción. Los resultados no se hicieron esperar:

Georges Favre-Jacot fundador de Zenith

Georges Favre-Jacot, fundador de Zenith


Talleres Zenith, montaje de movimientos

Talleres Zenith, montaje de movimientos


manufactura relojes

Fachada histórica de la Manufactura


De la Manufactura de Le Locle salieron, con destino al mundo entero, los relojes más precisos jamás realizados, sellando para siempre el destino de Zenith como marca líder en materia de rendimiento cronométrico. Más de 2.500 operaciones para crear un reloj La Manufactura Zenith, instalada aún hoy en la ubicación donde nació en 1865, acoge actualmente más de 80 oficios relojeros y a más de 250 colaboradores. Todo el saber hacer, desde el artístico hasta el técnico, se integra en la obra iniciada por Georges Favre-Jacot hace 150 años: los artesanos son capaces de dominar cada gesto para crear, gracias a su espíritu libre y audaz, verdaderas proezas mecánicas que combinan la gran tradición relojera con la vanguardia.

El objetivo es crear verdaderas proezas mecánicas que combinen la gran tradición con la vanguardia.

Desde los planos técnicos hasta el último pulido, pasando por los prototipos, los bocetos, la estampación, la producción de herramientas, la investigación sobre materiales, la decoración, el montaje y el encajado, cada fase debe ejecutarse a la perfección. Para ello, hay que combinar la destreza, la paciencia y el rigor. Para realizar un único reloj de la colección El Primero, se necesitan, de media, nueve meses, durante los cuales se llevan a cabo más de 2.500 operaciones a cargo de unas 300 manos expertas.


Con el objetivo de perpetuar el patrimonio de su fundador, Zenith ha iniciado una gran renovación de los 19 edificios de su Manufactura, que finaliza en 2015, el año de su 150º aniversario.
Aunque aplicamos las técnicas más avanzadas, hemos decidido preservar la arquitectura histórica de las instalaciones, puesto que es entre estos muros de ladrillo rojo con grandes ventanales de cristal donde se escribieron y se escribirán por muchos años más las páginas más bellas de la leyenda de Zenith.

  • relojes tourbillon

    Tourbillon

    LA AUDACIA CREATIVA

    Los tourbillons Zenith incorporan complicaciones adicionales, incluso en la jaula del tourbillon.

    MÁS INFORMACIÓN
  • marca suiza de relojes de lujo

    UNIVERSO DE LA MARCA

    EL ESPÍRITU DE EMPRENDER

    Zenith se nutre de su rico pasado para encarar mejor el futuro. Y para dar todo el sentido a su trabajo, conjuga permanentemente la audacia con la innovación.

    MÁS INFORMACIÓN
  • CENTROS
    DE REPARACIÓN

    Dispondrá de una amplia red
    de reparación por todo
    el mundo y se beneficiará de la experiencia
    de relojeros formados en la más pura
    tradición relojera para llevar a cabo el mantenimiento,
    la reparación y la restauración
    piezas antiguas.

    BUSCAR UN CENTRO DE REPARACIÓN

go up